sad-child-1759986_640

Sinusitis: Qué es, cuales son los síntomas y qué podemos hacer?

En el norte es invierno y muchas mamás me escriben que el resfriado se prolonga y que los pequeñitos muestran signos de complicaciones. Malhumor, decaimiento y fiebre son solo algunos de los síntomas que me describen.

Todo esto suena a una frecuente complicación del resfriado común. Es por ello que conviene enterarse de que se trata, como se presenta y sobre todo qué podemos hacer para ayudar a nuestros niños hasta que vayamos al pediatra.

 

Se llama sinusitis a la inflamación y/o infección de los senos paranasales. 

Los SENOS PARANASALES son cavidades en los huesos de la cara, alrededor de la nariz.

Estas cavidades están recubiertas por la misma mucosa de la nariz, y están conectados de la nariz por pequeños agujeros.

Es importante mencionar que estas cavidades no están plenamente desarrolladas en los niños muy pequeños, y que recién alcanzan su pleno desarrollo al final de la edad escolar y en la adolescencia. No obstante, un preescolar tiene algunas cavidades, las maxilares ya desarrolladas y puede tener sinusitis.

Cómo saber si mi niño/a tiene sinusitis?

  • Hinchazón en la zona de las orejas
  • Sensibilidad en la cara y la frente.
  • Hay moco post-nasal: vemos moco en la garganta.
  • Cuando un niño/a tiene un resfriado que se prolonga más de lo habitual (de 7 a 10 días).
  • El moco es de color amarillo o verdoso y espeso.
  • Mal aliento.
  • Dolor de cabeza
  • Fiebre y malhumor

 

¿ QUÉ HACER?

Mientras conseguimos una cita con el pediatra, podemos utilizar suero salino para lavados nasales. Esto fluidifica y moviliza los mocos disminuyendo la compresión dentro de estas cavidades o huecos. Así ayudamos a aliviar el dolor y también hay menos posibilidades de crecimiento de bacterias.

De hecho el constante drenaje de los mocos con “saca mocos” y suero salino durante un resfriado es una excelente manera de ayudar a prevenir la sinusitis.

En países fríos en que el uso de calefacción es imperativo es bueno utilizar humidificadores. Sin embargo, estos deben ser cuidadosamente lavados para evitar el crecimiento de moho, que empeoraría la situación especialmente en un paciente alérgico.

Utilizar Paracetamol y/o ibuprofeno para  aliviar la fiebre y la inflamación SIEMPRE Y CUANDO vuestro pediatra haya autorizado su uso en ocasiones anteriores.

ABUNDANTE ingesta de agua es fundamental en la fluidificación de los mocos y consecuente aceleración de la mejoría.

No se recomienda el uso de descongestivos y/o anti-histamínicos de venta libre ya que no tienen efecto curativo y podrían tener efectos colaterales.

baby-164897_640

¿QUÉ PODEMOS ESPERAR DEL PEDIATRA?

Es posible que vuestro pediatra quiera confirmar el diagnóstico con un Radiografía de cara, o incluso una TAC.

Si el diagnóstico revela sinusitis, es probable que vuestro pediatra indique antibióticos. En este caso recordemos que es fundamental completar el tratamiento aunque el niño o niña aparente estar mejor luego de 3 o 4 días.  El antibiótico tiene dificultad para llegar a los senos paranasales.

 

¿PODEMOS PREVENIR LA SINUSITIS?

La primera medida sería prevenir los resfriados:  evitando poluir o contaminar los ambientes en los que viven pacientes alérgicos, insistir en el lavado de manos y SACAR LOS MOCOS  cuando hay un resfriado (utilizando solución salina lo más frecuentemente posible y el extractor de mocos).

Ofrecer agua y jugos naturales sobre todo de cítricos. Así mantenemos a nuestro pequeño hidratado y con un buen aporte de vitamina C.

Espero que este artículo les sirva.

Saludos cordiales!

 

Dra. Mirta




Tiempos de Sinusitis
Tagged on:                     

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website.