currants-1497328_1280

PROBIÓTICOS Y PREBIÓTICOS

En este artículo intentaré revisar los aspectos benéficos de los llamados probióticos y pre-bióticos para nuestros niños, ya que hoy en día encontramos grandes variedades de pro-bióticos y de pre-bióticos como agregados en productos comestibles (incluyendo en las fórmulas infantiles) o como suplementos y productos farmacéuticos .

PROBIÓTICOS

Se define como pro-bióticos a productos alimenticios que contienen una cantidad suficiente de microorganismos con capacidad de aumentar la flora intestinal (saprófita) y con resultados beneficiosos para la salud del huésped.
Los microorganismos son omnipresentes y de considerable importancia para el balance del ecosistema (tanto de la tierra como del ser humano). 

De ahí los esfuerzos por mejorar la flora microbiana en el intestino grueso (colon) y con tal fin el agregado de pro-bióticos y prebióticos a los alimentos de bebés y niños.  Así como con otros productos destinados a beneficiar la salud y bienestar del ser Humano, el beneficio que tendrían estos productos deben ser evaluados en el marco de la evidencia científica, (Pruebas clínicas estandarizadas con grupos control entre otras)

Es fundamental entender que  el sistema defensivo de la mucosa intestinal es parte integral de una  sofisticada red inmuno-reguladora que incluye la flora intestinal o micro-flora.

Los seres humanos tenemos miles de millones de bacterias o microorganismos en ciertas zonas de nuestro cuerpo(boca, nariz, vagina, colon o intestino grueso).

Para explicar mejor los pro-bióticos y pre-bióticos concentrémonos en el colon.  Aquí conviven diferentes familias de microorganismos; unas malas; otras muy malas y otras buenas.  Estas últimas son las llamadas flora saprofita o pro-bióticos.
Su acción es evitar que la flora patógena (los malos de la película) crezcan y adquieran la capacidad de invasión y enfermedad consecuente. 

Últimamente existen estudios que sugieren la existencia de otros beneficios de los pro-bióticos, como ser que acortan el periodo de diarreas virales o contrarrestan el efecto de la diarrea causada por antibióticos. probioticos

Existen estudios alentadores que sugieren que los pro-bióticos tendrían efecto positivo en contra de los resfriados y de la gripe común así como en la prevención de la enterocolitis necrotizante en prematuros de bajo peso y la atopia en lactantes, pero estos últimos necesitan aún mucha revisión para ser aceptados por la comunidad científica. 

Por otro lado, así como se han visto muchos beneficios reales y potenciales a los pro-bióticos, también se describen posibles efectos negativos. Estos pueden ser la alteración de la vía metabólica de carbohidratos o la posible interferencia en la inmunidad. Es por esto que no están indicados en pacientes con afecciones crónicas o enfermedades autoinmunes. 

Los suplementos farmacéuticos deben ser indicados única y exclusivamente por el profesional médico de cabecera.

PREBIÓTICOS

Es uno o más ingrediente/s de un alimento no digerible por el organismo humano, que estimula o facilita el crecimiento y/o la actividad de una o más familias de bacterias saprófitas (probióticos) locales propias del huésped.

Este es un campo muy interesante, ya que es mejor que el agregado de pro-bióticos. La razón de ello es que los agregados de por-biótico no siempre sobreviven la digestión y podrían tener contras, mientras que los prebióticos actúan como fertilizantes de los pro-bióticos ya existentes. 

Además, los prebióticos tienen la ventaja de mejorar el tránsito intestinal, y algunos ayudan indirectamente a disminuir la producción de colesterol.

Los prebióticos son oligosacáridos, nucleótidos libres e inulina. Son componentes de la fibra alimentaria que aparece en las etiquetas nutricionales de los productos alimentarios. 

Podemos aumentarlos en nuestra dieta incrementado la porciones o frecuencia de alimentos como los espárragos, las endibias, las legumbres en general (arvejas, lentejas porotos etc.). Están presentes también en el salvado de trigo (BRAN), la cebolla, el ajo, los puerros, los quesos fermentados, el yogurt, la avena, la manzana (con su cáscara) entre otros.

MUY IMPORTANTE:  La leche materna es la mejor fuente natural de pro-bióticos y prebióticos!

Permítanme recordarles aquí el papel crucial de la lactancia materna en las primeras horas y días del bebé.

Espero que este poquito de información os sea útil!

Un saludo

Dra. Mirta

los-beneficios-de-los-probioticos-infografia-azul-735x610

Alimentos probióticos (?) Qué son y para qué sirven?
Tagged on:                                 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

We use cookies to ensure that we give you the best experience on our website.